C. Cardona Gamio  Ediciones - Literatura


¡Bienvenid@ a mi web site!

E-mail de Lilí
 

Inicio|Quien soy|Historias|Lilí informa|Te invito a leer|Petrusky|Artículos|Narraciones|Fábulas|Enlaces|Aviso legal

 
 

¡NO LOS CONDENES A MUERTE!  ¡no compres más, rescátalos de las perreras! - © Cartel Alicia SmithEL DÍA DE SAN ANTONIO ABAD
por Estrella Cardona Gamio

Antiguamente existía la costumbre de hermanar una efemérides con el santo del día, por no decir ya que a los niños solía bautizárseles buscando en el santoral del día del nacimiento. Pues bien, el 17 de enero del 2003, festividad de san Antonio Abad, hay que conmemorar doblemente la efemérides ya que se puso en vigor en España una ley de protección y defensa de los animales domésticos, con penas que llegan hasta la cárcel, multas aparte, para quienes las infrinjan, lo cual nos parece muy bien, lo que ya deja de parecérnoslo es que esta protección no se extienda a los otros animales no domésticos como puedan ser esas pobres bestias que son sacrificadas bárbaramente en las fiestas de algunos pueblos, en aras de una tradición tan fuera de lugar como primitiva, que evidencia bien a las claras su grado cultural y su absoluta falta de sensibilidad para con el sufrimiento de los animales.

Un animal, no nos cansaremos de repetirlo, es un ser vivo, poseedor de un sistema nervioso que le hace receptivo al dolor, no es un una piedra, puede padecer si se le dan malos tratos, tiene sentimientos, recordémoslo.

Por ello aplaudimos la nueva ley y hacemos votos para que se tengan en cuenta también los derechos de los animales no domésticos, como, por ejemplo, los utilizados en los laboratorios con fines experimentales, las corridas de toros en donde se sacrifica a un noble animal para lucimiento de eso que se denomina fiesta, y... En fin, la lista es muy grande, lamentablemente demasiado extensa.

Somos conscientes, como ciudadanos de a pie, que la tarea es titánica, pero si ya se ha empezado a lograr algo a base de insistencia, siempre cabe la esperanza, que es lo último que se pierde, de que, un día, y Dios quiera que no lejano, esos otros abusos sean penados por la ley.

Si pretendemos un mundo mejor hay que perseverar en todos los puntos débiles que nos ofrece la sociedad, y el de los animales no es el menos importante, porque da la casualidad de que cuantos habitamos la Tierra, somos inquilinos de un mismo planeta; nadie está puesto aquí de adorno, las plantas, los animales, mal llamados irracionales, y los racionales, es decir, nosotros, tenemos una misión que cumplir, ya que esto es una cadena, por más que muchos lo ignoren aún, pues todos dependemos de todos dado que no existe especie despreciable.

Recordemos también que hay algo muy importante: la educación de los niños, porque si no educamos bien a nuestros hijos, si no les sabemos inculcar el respeto hacia los animales, que no son ni un juguete ni un capricho, –y las plantas-, no habrá posibilidad de crear ese mundo mejor que todos deseamos pero que muy pocos se toman la molestia de convertir en una realidad; no hay que olvidar que las asociaciones pro defensa de los animales y plantas no pueden hacerlo todo ellas, aún intentándolo, por lo cual es necesario que el ciudadano de a pie colabore con su civismo y su mejor voluntad no abandonando a los animales ni haciéndose culpable por omisión al cerrar los ojos ante casos que merecen nuestro rechazo y denuncia.

Ir a índice artículos

 
Click aquí para acceder al buscador de perros perdidos Éste es el primer lugar de Internet dedicado a la búsqueda de perros perdidos. Su colaboración es básica para que ninguno de nuestros amigos se quede durmiendo en las calles. 
Milgatos.com
www.animaniacos.com

El rincón de Lilí en la Red desde el año 2000