Promoción gratuita. Descárgala aquí: http://relinks.me/B00FGJLOX2

El origen de Adriel B., se inspira en el comentario que en cierta ocasión le hiciese Ernest Hemingway a un íntimo amigo suyo, al hablarle de sus principios como escritor. En ese comentario, Hemingway, confesó que llegaba a derramar lágrimas de amargura, cada vez que los editores le rechazaban sus manuscritos devolviéndoselos con una fría nota.
Esta confesión, unida a la reconocida dependencia alcohólica del novelista norteamericano, hizo que se me ocurriese unir ambos aspectos, el escritor desconocido a quien nadie considera y la personalidad alcohólica, creando un personaje, en la presente circunstancia femenino, en el cual se dieran cita los dos extremos.

Adriel B., su desesperada lucha por sobrevivir como escritora, sus amores apasionados, su trágica promiscuidad, su continua huida del mundo real a través del alcohol, eso es lo que vas a leer en esta novela que disecciona sin concesiones las intimidades de un problema en cuya magnitud nadie parece reparar porque todos somos bebedores sociales aunque no todos seamos alcohólicos.

OPINIONES DE ALGUNOS LECTORES SOBRE ADRIEL B.

De la edición impresa del año 2007

“De momento… hasta las tres de la madrugada enganchado a la novela Adriel B. ¡Esto no puede ser!
Desde luego la autora estaba muy bien metida en la sicología de la alcohólica y del funcionamiento y las reacciones de los AA.”

“Me he leído el libro de Adriel B. Me ha gustado mucho, la verdad es que más que leerlo lo he devorado en pocos días.”

“He terminado la lectura de Adriel B., me ha gustado mucho, una de las cosas porque no anda metiendo el dedo en la llaga todo el tiempo; en la vida ocurren muchísimas cosas y es lo que se ve ahí, además se tocan temas interesantes… La dependencia, el engaño, la excesiva entrega… En fin, merece la pena leerlo, había momentos en que estaba esperando volver a casa para seguir leyendo porque es un libro que engancha desde el comienzo.”

“A mi abuela, que tiene 97 años, y es lectora de toda la vida, le regalaron Adriel B., se la leyó en una semana y después me llamó por teléfono para decirme entusiasmada: ¡la has de leer, es muy buena! Le hice caso y la leí, y a pesar de la diferencia de edad, opino lo mismo que ella.”

“Adriel B, es una novela de atmósfera turbia que nos habla del problema del alcoholismo, pero también hay amor, un amor oscuro y al final, la luz de la esperanza. Me ha gustado mucho.”